Majao (p.p. de majar) [derivado del latín "malleus" (martillo)]: 'quebrantado a golpes, machacado', y también 'molesto, cansado'. Público (adj.): 'notorio, patente, manifiesto, visto o sabido por todos'.

10 diciembre 2012

Un buen libro sobre un cardenal bueno

Hará diez años, en el acto de presentación en público de su biografía de Mañara, reté amistosamente a Carlos Ros a que escribiese sus recuerdos del cardenal de Sevilla José María Bueno Monreal (1904-1987), sucesor del cardenal Segura, que fue el arzobispo de mi niñez. Es una modesta, humilde satisfacción, que al cabo del tiempo don Carlos Ros, prolífico escritor de hagiografías, "me haya hecho caso", y acabe de publicar en la editorial San Pablo su Semblanza de un cardenal bueno, José María Bueno Monreal, que "fue más bueno que monreal" [8 euros]. "La evocación más cotidina que queda del cardenal Bueno Monreal, en aquellos que le quisimos, es que hizo honor a su apellido Bueno. Verdaderamente el cardenal fue un hombre bueno. Y humilde". Una semblanza valiosa, hecha por quien fue un cura joven con Bueno Monreal (como le tocó hacerla al canónigo Gil Delgado del cardenal Segura, el contrapunto).

.

3 comentarios:

  1. Desconocía este libro y gracias a esta entrada lo voy a localizar.
    Puedo dar fe de que Bueno Monreal era una persona buena y legal, lo he tratado durante muchos años.
    Un cordial saludo.

    ResponderEliminar
  2. Me ha gustado mucho el libro sobre el Cardenal Bueno Monreal y el artículo que usted escribe sobre el mismo. Acabo de leer otro libro del sacerdote Carlos Ros sobre el Cardenal Pedro Segura, muy interesante y con gran investigación, lo recomiendo. Felicidades por su blog.

    ResponderEliminar